Cáncer

tratamientos cancer

El cáncer se caracteriza por la división incontrolada de las células y su capacidad de propagarse, este daño es producido por un trastorno en el ADN que provoca mutaciones o defectos en las células. El control de la supervivencia celular y la resistencia a la apoptosis (la muerte celular programada por la misma célula) son parte de los aspectos principales de los tumores.

Con el paso de los años se han hecho estudios con respecto a los efectos antitumorales de los cannabinoides y los endocannabinoides. Los científicos han descubierto que los cannabinoides poseen propiedades anti-proliferativas (multiplicación de las células cancerígenas) y efectos pro-apoptóticos. El tratamiento con THC (tetrahidrocannabinol), uno de los principales cannabinoides y de hecho es el más usado contra el tratamiento del cáncer, en las células cancerígenas, se tradujo en una reducción en la supervivencia celular que fue significativa en todas las líneas celulares de la prueba.

Las cantidades para combatir el cáncer con THC son variantes al tipo de cáncer que se quiera tratar. Pero se ha demostrado que cantidades de 2.5 ml y/o superior de THC son significativas en todas las líneas celulares de las pruebas.

Estudios relacionados